El documento se alinea con el llamado internacional de las Naciones Unidas a través del Acuerdo de París, y está basada en la evidencia científica, dijo la Directora Ejecutiva de CLG Chile, Marina Hermosilla al evaluar la presentación.
Agregó que a partir de este momento “deberíamos tener mayor profundización en cuanto a financiamiento climático. Yo esperaría que ahora se definan y se desplieguen los instrumentos que van a hacer que esto sea posible”.

Foto gentileza Ministerio de Medio Ambiente

Chile presentó nueva NDC con metas más ambiciosas
Tras haber sido sometido a consulta ciudadana, Chile presentó oficialmente su Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), para reducir emisiones contaminantes, según el compromiso asumido en el Acuerdo de París.
El documento fue dado a conocer por la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, a través de una videoconferencia, junto a los ministros de Energía, Juan Carlos Jobet y de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve.
Con esta entrega, que se había anunciado se realizaría en la COP25, Chile se transformó en el primer país latinoamericano en presentar su NDC, la que viene trabajando desde hace más de un año.
La secretaria de Estado Carolina Schmidt inició su presentación diciendo “ante la grave crisis sanitaria que estamos viviendo producto Covid-19, parece fuera de contexto hablar de cualquier otra temática. Porque en Chile, como en el resto del mundo nos encontramos enfrentando la pandemia del Covid-19, que afecta la vida de las personas, que requiere de toda nuestra atención y sentido de urgencia. Pero, al igual que el Covid-19, la crisis climática produce un tremendo impacto en la vida de las personas en todo el planeta, y por eso tenemos que enfrentarla juntos, con sentido de urgencia y acciones concretas. Es por eso que hoy presentamos esta NDC, dando cumplimiento al compromiso adquirido en el Acuerdo de París”.

“Cuando superemos la crisis del Covid-19, entraremos en una etapa de reactivación que debe ser sustentable, donde los planes de recuperación deben considerar como factor fundamental la crisis climática y su impacto social sobre las personas y el territorio. Este es un momento clave, por eso presentamos nuestra nueva NDC, con metas y compromisos ambiciosos que permitan enfocar nuestros planes de recuperación con un objetivo claro: avanzar a paso firme en la transformación hacia una economía baja en emisiones y resiliente al clima, con grandes ventajas sociales, ambientales y económicas para mejorar la calidad de vida de las personas”, continuó.

La nueva NDC establece metas en cuatro pilares: mitigación, adaptación, integración y, por primera vez, un pilar social “que permea los otros tres para encauzar el desarrollo hacia uno bajo en emisiones y resiliente al clima, con foco en el impacto sobre la vida de las personas en sus territorios”, agregó la secretaria de Estado.

La nueva meta de emisiones implicará un beneficio neto de US$37 mil millones para el país. Así lo explicó el titular de Energía, Juan Carlos Jobet: “en valor presente, combinando las medidas del sector de energía, forestal y otros con miras a la carbono neutralidad, se va a requerir una inversión total de US$41.300 millones, que van a generar un ahorro en el tiempo de US$ 78.400 millones y por lo tanto, en el neto, este plan generará un beneficio en valor presente, en dólares de hoy, de US$37.100 millones para el país. Ello, sin incluir los co-beneficios por reducción de emisiones locales, efectos en el cuidado de la salud de las personas, entre otros”.

Indicó el ministro Jobet que “las medidas están priorizadas según su costo eficiencia y agrupadas en seis ejes de acción. Los ejes y su respectiva contribución a la carbono neutralidad 2050 son: industria y minería sostenible 25%, producción y consumo de hidrógeno 21%, edificación sostenible de viviendas y edificios públicos-comerciales 17%, electromovilidad principalmente de sistemas públicos 17%, retiro de centrales a carbón 13% la cual es una de las principales medidas habilitantes, y otras medidas de eficiencia energética 7%”.

Por su parte, el Ministro de Ciencia, Andrés Couve, enfatizó que “por primera vez la comunidad científica nacional participó activamente para aportar con evidencia en la actualización de la NDC. Esta participación se materializó a través del Comité Científico COP25, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, donde más de 600 científicos nacionales organizados en siete mesas de trabajo aportaron con evidencia que permitió contextualizar qué significa incorporar el presupuesto de carbono en la realidad chilena y, junto con ello, establecer con claridad una meta y un año peak en materia de emisiones de Gases Efecto Invernadero. Además, hubo aportes de la comunidad científica en materia de océanos, adaptación, biodiversidad y para la elaboración de una Estrategia de Desarrollo y Transferencia Tecnológica para el Cambio Climático”.

En la oportunidad también se estableció contacto con la Secretaria Ejecutiva ONU Cambio Climático, Patricia Espinosa, quien valoró la entrega de los compromisos de Chile y agradeció al país por “una NDC más ambiciosa que reconoce la necesidad de actuar con urgencia ante el cambio climático”. Ella misma había enfatizado que “el cambio climático es la mayor amenaza a la que se enfrenta la humanidad a largo plazo. Las economías se reiniciarán. Es una oportunidad para que las naciones se recuperen mejor para incluir a los más vulnerables”.

Tras la presentación, la Directora Ejecutiva de CLG Chile, Marina Hermosilla, reaccionó positivamente, destacando que la NDC “permite orientar el desarrollo nacional hacia uno sostenible, poniendo en el centro a las personas. El hecho de que tenga un pilar social transversal que apunta a la transición justa, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, la hace una NDC que está haciéndose cargo de la situación actual del país”.

Para ver los documentos, pinche aquí

Para ver la transmisión completa, pinche aquí