Nuestra Misión

El cambio climático es un desafío global que requiere que actuemos decidida y colectivamente para desarrollar una economía baja en carbono y una sociedad resiliente al clima.

Movemos la acción a través del liderazgo empresarial y académico,
generando nuevas oportunidades de desarrollo sostenible para Chile.

Cooperamos proactivamente con el gobierno para generar políticas y
estrategias orientadas a escalar soluciones frente al desafío climático.

Nuestra acción se expresa como una fuerza positiva para avanzar hacia un mundo de bajo riesgo climático, conjugando la academia y los negocios mediante el desarrollo de pensamiento y acción para, en colaboración con los responsables políticos, fortalecer las políticas de cambio climático y conducirlas a la práctica de manera que se traduzcan en oportunidades de desarrollo para el país.

Con el fin de minimizar los riesgos de los más grandes impactos del cambio climático, los estados miembro de las Naciones Unidas han acordado que el calentamiento promedio del planeta debe estabilizarse como máximo en 2°C. En línea con dicho compromiso, los miembros de CLG-Chile trabajamos para impulsar modelos de negocio que sean compatibles con este objetivo y, por lo tanto, mantener la trayectoria global de emisiones necesaria para que las emisiones acumuladas se mantengan por debajo de un trillón de toneladas de carbono antropogénico al año.

Los miembros de CLG-Chile estamos comprometidos a desempeñar un papel de liderazgo para impulsar una transición justa hacia una economía menos intensiva en emisiones de carbono, tanto en lo que se refiere a cambiar nuestros propios modelos de negocios y sectores, como a través de la promoción del cambio en un contexto económico y político más amplio.

CLG-Chile apoya la actualización 2020 de la NDC de Chile, presentada a las Naciones Unidas en abril del 2020, cuyos compromisos son:

– Meta de emisiones de GEI al 2030 de 95 millones de toneladas de CO2eq.

– Peak de emisiones al 2025.

– Presupuesto de carbono máximo de 1.100 millones de toneladas de CO2eq para el periodo 2020-2030.

– Reducción de emisiones totales de carbono negro en un 25% al 2030, y

– Forestar 200.000 hectáreas en la presente década; con al menos 100.000 hectáreas de cubierta forestal permanente, y 70.000 hectáreas de especies nativas

Valoramos especialmente la implementación del pilar social en esta nueva NDC, que incluye elementos de transición justa y de desarrollo sostenible, permitiendo vincular la agenda social, ambiental y económica.

Como Líderes Empresariales por la Acción Climática, asumimos nuestra responsabilidad para que los compromisos de la NDC se hagan realidad, impulsando desde nuestro quehacer el tránsito de Chile hacia la carbono-neutralidad al 2050 de manera justa y sostenible, generando desarrollo, riqueza y mejoras en bienestar para nuestro país.

Cómo Trabajamos

Nos basamos en la convocatoria de alto nivel, el liderazgo de pensamiento, la innovación empresarial y la búsqueda de alianzas.

El Grupo se compone de empresas con importante presencia en el país pertenecientes a los más variados sectores, cuyo compromiso público en materias ambientales y de cambio climático se evidencia en su accionar, pero limitado a un número que permita asegurar oportunidades de discusión significativa tanto al interior del Grupo como con líderes políticos y de opinión.

Nuestros Principios

Buscamos estar a la vanguardia del debate sobre acción climática al interior de nuestros sectores y entre sectores, y cuando es posible, en el mundo empresarial en general, así como entre los responsables de la generación de políticas, identificando y apoyando soluciones que reflejan la escala y urgencia del desafío climático.

Cada uno de los miembros tiene o está diseñando una estrategia clara y creíble para desempeñar su papel en la reducción de emisiones y responder a los riesgos que el cambio climático plantea para su negocio, que está alineada con la Misión de CLG-Chile.

Apoyamos el despliegue ambicioso de una mezcla de soluciones de mitigación de carbono, tales como: eficiencia energética, generación de energía renovable y otras tecnologías sostenibles bajas en emisiones de carbono; así como las acciones de adaptación y resiliencia relacionadas con el uso de la energía, el agua y el suelo.

Entendemos que es crítico desarrollar modelos de negocio que sean compatibles con la trayectoria de emisiones globales requerida para limitar el calentamiento global a 2° C. Buscamos promover los procesos, sistemas e innovación tecnológica capaces de desbloquear estos nuevos modelos de negocio. De este modo buscamos no sólo abordar el cambio climático y los impactos relacionados, tales como los efectos en la salud y el medio ambiente en general, sino también abordar enfoques como la economía circular y nuevas soluciones de fabricación, entregando así beneficios más amplios para el crecimiento, el empleo y la competitividad.