HSBC

La filosofía de hacer negocios sustentable abarca varias iniciativas globales cuyo propósito es luchar con el cambio climático y  los riesgos que este conlleva.

 

Como una de las primeras instituciones financieras signatarias de los Principios de Ecuador en 2003, analizamos y medimos el impacto ambiental de nuestras inversiones y promovemos la sustentabilidad en la cadena de valor.

En el año 2011 terminó el programa HSBC Climate Partnership – proyecto de 5 años con inversión de 100 millones de dólares  para combatir el cambio climático, realizado  en alianza con cuatro instituciones mundiales: The Climate Group, Earthwatch, The Smithsonian Tropical Research Institute y WWF. HSBC Climate Partnership fue el proyecto que involucró el mayor número de empleados en el mundo.

100.000 empleados de HSBC en todo el mundo han participado en los proyectos locales de impacto ambiental desarrollados  con Earthwatch. Sobre 2000 empleados, capacitados para ser Climate Champions trabajaron en cinco Regional Climate Centres de Earthwatch ayudando a científicos con los análisis y mediciones de ciclos de carbono e impacto de cambio climático en los bosques nativos.

Desde el año 2012, HSBC desarrolla a nivel mundial el Water Programme, en conjunto con Earthwatch, WaterAid, WWF y socios locales.

Con una inversión de US$100 millones busca contribuir a proveer y proteger los recursos hídricos e informar y educar a las comunidades necesitadas, permitiendo a las personas prosperar y empujando el desarrollo económico alrededor del planeta. El fondo ha beneficiado a 58 proyectos en 34 países. Los proyectos son presentados por los empleados del banco e incluyen además un voluntariado corporativo que les permite conocer de cerca la realidad de las fuentes de agua en los lugares donde viven y trabajan.

En Chile, HSBC desarrolla este programa en conjunto con The Nature Conservancy. El proyecto en nuestro país busca analizar el rol de los humedales en el proceso de filtrar y regular el flujo de agua desde la cordillera. Actualmente se realizan tres mediciones: el volumen del flujo del agua y la capacidad del humedal para retener sedimiento; la profundidad de la capa de agua almacenada en el suelo y por ende la capacidad del humedal de absorber el agua y liberarla paulatinamente; y finalmente la  capacidad de crecimiento y recuperación de la vegetación sin la intervención de la ganadería o de vehículos motorizados.

El proyecto en Chile también considera un voluntariado corporativo. Cerca de 60 empleados de HSBC han participado activamente en el proyecto y conocido de cerca la realidad de sus fuentes de agua.

.

2017-11-02T19:29:27+00:00 junio 27th, 2016|