Entre el 6 y el 17 de noviembre se desarrolló la conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático (COP23) en la ciudad de Bonn, Alemania. Las naciones del mundo se reunieron para impulsar las metas del Acuerdo de París y avanzar con las directrices para su aplicación.

La Directora Ejecutiva de CLG-Chile, Marina Hermosilla, participó de la COP23 como integrante de la delegación chilena. Hermosilla relata que uno de los principales temas del encuentro “fue la necesidad de acelerar la transición de la generación de energía con carbón hacia fuentes renovables”.

Rafael Pacchiano, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México; Catherine McKenna, Ministra de Medioambiente de Canadá; Marina Hermosilla, Directora Ejecutiva de CLG-Chile; y Marcelo Mena, Ministro de Medio Ambiente de Chile.

Sobre este último punto, la Directora Ejecutiva destaca la conformación de la llamada Powering Past Coal Alliance, impulsada por la Ministra de Medioambiente de Canadá, Catherine McKenna, a la que se sumaron 27 países y/o estados incluidos Francia, Italia, Reino Unido, México y varios estados de Estados Unidos, entre otros, quienes se comprometen a eliminar el carbón para la generación de energía antes de 2030. Se espera que en la próxima COP sean 50 miembros los que se hayan sumado a esta iniciativa, incluyendo empresas y organizaciones.

Marina Hermosilla también releva la decisión de algunos países de América Latina de abordar en conjunto el precio al carbono, incluyendo impuestos, sistemas de transacción de emisiones y compensaciones. Dicho acuerdo sería suscrito durante el mes de diciembre e implicaría grandes avances en acción climática y desarrollo sostenible para América Latina y nuestro país.

La próxima cita medioambiental de las Naciones Unidas se realizará en Katowice, Polonia, en diciembre de 2018.