El menor costo por kilómetro recorrido y la disminución de gases contaminantes serían algunos de sus principales atributos.

Fuente: Emol

Según consignó El Mercurio, el sistema de transporte público de la capital podría contar con una flota de buses 100% eléctrica el año 2030. Esto luego de que empresas como Enel Distribución (ex Chilectra) implementara el año pasado el primer recorrido de un bus de estas características por el centro de la ciudad.

“De esta manera, la autoridad, la comunidad y los usuarios han podido utilizar y comprobar cómo este tipo de vehículos se podrían sumar al sistema de transporte público de la ciudad”, señaló al medio nacional Simone Tripepi, gerente de mercado de Enel Distribución. Esto con miras a la próxima licitación del Transantiago, que se desarrollará entre los años 2018 y 2020, en el cual se renovarán más de seis mil buses. “En esta licitación serán, al menos, 90 buses 100% eléctricos los que se incorporarán al Transantiago, y si se demuestra su competitividad y confiabilidad, en la próxima licitación (2030), podrían ser los seis mil buses del sistema 100% eléctricos”, dijo a El Mercurio el ejecutivo.

Esto se daría a pesar de que hoy un bus eléctrico cuesta, en promedio, un 30% más que un bus diésel Euro VI. Diferencia que se vería justificada, por el hecho de que el costo del kilómetro eléctrico es cuatro veces más barato que un kilómetro recorrido con diésel: $70 por kilómetro, versus $300 por kilómetro.

Sin embargo, el sistema enfrentaría otra complejidad, ya que además del mayor costo del bus, este requiere de nueva infraestructura, como cargadores y obras eléctricas, como el tendido. La que tendría un costo cercano a los $10 millones por bus según detalló Tripepi a El Mercurio.