La arquitecta del Acuerdo de París participó de un encuentro en Santiago, donde también expuso el ex Presidente de la República, Ricardo Lagos, y el gerente general de Colbún y presidente de Líderes Empresariales Contra el Cambio Climático, CLG- Chile, Thomas Keller.

La mañana del 25 de agosto, cerca de 700 personas se dieron cita en el Centro de Convenciones del Hotel W para asistir al seminario “Voces con Energía 2017”. La cita, organizada por Colbún, contó con las exposiciones de la antropóloga y economista costarricense Christiana Figueres, quién fuera Secretaria Ejecutiva de la Convención de Cambio Climático de las Naciones Unidas y que lideró las negociaciones que culminaron con la firma del Acuerdo de París por pare de los líderes y representantes de 195 países del ex Presidente de la República, Ricardo Lagos, y del Gerente General de Colbún y Presidente de Directorio de CLG Chile, Thomas Keller.

Figueres afirmó que los principales factores que explican los cambios en la forma de abordar la temática climática son: la conciencia pública respecto del cambio climático y sus consecuencias; las fuerzas del mercado de la mano de la baja de costos de las energías eólica y solar; y las implicancias geopolíticas que implica la posibilidad de que los países puedan independizarse de los hidrocarburos y desarrollar fuentes endógenas de producción de energía.

En cuanto a los cambios en los usos de la electricidad, valoró la simbiosis que están liderando las iniciativas de electro movilidad, destacando las oportunidades que generan la creciente inversión en nuevas tecnologías por parte de los países líderes en los mercados. “Hay quienes me acusan de un exceso de entusiasmo. Yo los invito a ser optimistas testarudos, sabiendo que estamos en una transición difícil, pero que es la única forma de hacerle frente al cambio climático, pensando en las generaciones que vendrán. Tenemos la posibilidad de comprobar que lo posible es una cuestión de actitud“, explicó Christiana.

Ricardo Lagos, por su parte, explicó que la toma de conciencia es un aspecto fundamental para hacerse cargo de las problemáticas actuales, y que la emisión per cápita será pronto la forma de medir el desarrollo de los países. Valoró los avances tecnológicos asociados a nuevas fuentes de energía, generando precios cada vez más competitivos.”Es muy difícil encontrar un país que no tenga una alternativa para generar energía de manera propia, cambiando positivamente las cuotas de poder entre países“, comentó.

La tercera exposición estuvo a cargo de Thomas Keller, quien advirtió que “somos la primera generación que sufre los efectos del cambio climático y también la última en poder hacer algo para combatirlo”. Haciendo un llamado a los demás actores involucrados en la materia: “el esfuerzo debe ser transversal, especialmente en un país donde el transporte y la generación eléctrica en su conjunto, aportan más de la mitad de las emisiones de gases invernadero”.

El ex Presidente Ejecutivo de Codelco y actualmente Presidente del Directorio del CLG explicó que reducir las emisiones debe ser un buen negocio para los países, destacando que existen distintas formas de hacerlo, requiriendo tanto de esfuerzos políticos como de inversión tecnológica, donde aún se requiere avanzar en los desafíos de generación de energía continua, limpia y segura.

La actividad finalizó con un panel moderado por Andrés Benítez, Rector de la Universidad Adolfo Ibáñez. En este espacio, Christiana Figueres afirmó que “si bien hemos dado un primer paso en materia de reducción de emisiones, considerando lo que tenemos que lograr al 2020, estamos atrasados.”, y valorando los esfuerzos realizados centró su mirada en una idea central: “El cambio climático nos afecta a todos los habitantes del mundo y abordarlo ahora es fundamental para alcanzar los objetivos de salud, de calidad de vida, de preservación de los océanos, entre otros. No me canso de decir que al planeta le importa un bledo lo que hagamos. Esto se trata de mantener las condiciones de vida de la Humanidad en niveles aceptables”.